"Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros." Juan 2:6

JUAN 2:1-11

Dios ha sido representado como un Dios que tiene un presupuesto corto y quien nos desaprueba por pedir más que sólo para las necesidades. Sin embargo, este primer milagro de Jesús no está de acuerdo con eso.

Los eruditos sugieren que un cántaro era igual a casi 35 litros. Esto significa que seis de estas tinajas de agua contendría 630 litros de vino. ¡Eso es muchísimo vino!

En un ejemplo similar cuando a Jesús se le pidió que proveyera comida para la multitud, una vez más, Él suplió más de lo necesario. (Mt. 14:15-21; Mc. 6:33; Lc. 9:11-17). 

Estos ejemplos demuestran la disposición del Señor para suplir nuestras necesidades con abundancia de sobra. ¡Dios no es tacaño!

El día de hoy, no limites a Dios a solamente suplir tus necesidades. Si tienes suficiente, entonces cree por extra para que puedas bendecir a alguien más. "Exaltado sea el Señor, quien se deleita en el bienestar de su siervo" (Sal. 35:27).

Comment