"Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa." Mateo 6:16

MATEO 6:14-18

Era una costumbre judía ungirse a sí mismo con aceite de oliva y en los días de Jesús, aparentemente era de costumbre ungir la cabeza de tus invitados también (Lc. 7:46). En ocasiones, el ungüento o perfumes eran usados como ungüento personal. El que alguien no se ungiera la cabeza se relacionaba con el luto y duelo. 

Jesús está diciendo que no debe haber una señal externa de que se ayuna o de lamento, sino que se debe hacer en secreto hacia el Señor para recibir la recompensa total. Pablo lo dijo en  1 Corintios 7:5, que la abstinencia de la relación física en el matrimonio con el propósito de ayunar, no se debe hacer sin el consentimiento del cónyuge. Un ayuno, no siempre tiene que ser completamente secreto para que sea productivo. Sino que Jesús, una vez más está tratando con los motivos detrás de nuestras acciones. El ayuno debe ser dirigido hacia Dios, no a los hombres.

Se obtienen muchas cosas al ayunar. Uno de los beneficios más grandes del ayuno, es que por medio de negar los deseos de la carne, el hombre espiritual predomina más. El ayuno siempre fue usado como los medios para buscar a Dios y apartarse de todos los demás. El ayuno no echa fuera demonios, sino que echa fuera la incredulidad. Por lo tanto, ayunar es de beneficio para todas las areas de la vida cristiana - no sólo para echar fuera demonios. 

El verdadero poder del ayuno está en humillarnos a nosotros mismos a través de negarse a uno mismo, y puede lograrse por medio de otras formas que sólo la abstinencia total. Los ayunos parciales pueden ser de beneficio, así como también ayuno de nuestro tiempo o placeres. Sin embargo, debido a que el apetito por comida es uno de los deseos más fuertes, parece ser que ayunar comida ayuda a que se llegue a la meta más rápido. Ayunar debería ser una parte más importante en nuestra búsqueda de Dios. Esfuérzate en llevar un estilo de vida de ayuno, ya sea negarse a ti mismo a través de la comida, o negar tus propios deseos. El día de hoy exalta a Jesús. Ponlo a Él primero en todo lo que hagas. 

Comment