"Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos." Juan 2:24

JUAN 2:18-25

Esta es la primera vez que Jesús había ministrado en Jerusalén. Las multitudes creyeron en Él cuando veían los milagros que hacía (v. 23) Esta parecía ser la oportunidad perfecta para que Jesús tomara a estas personas y las usara para esparcir la noticias a lo lejos y en todo lugar que Él era el Cristo. En lugar de eso, Jesús hizo lo contrario. Él no quería que la gente proclamara el Evangelio en su propia habilidad. 

Esto revela una actitud de Jesús, de la cual,  muchos cristianos de hoy carecen. Jesús está más interesado en la calidad del ministerio que la cantidad del ministerio. En contraste, los cristianos de la actualidad, frecuentemente sienten que "el fin justifica los medios." 

Tomamos recién convertidos y los colocamos en lugares de liderazgo - lo cual es directamente opuesto a la instrucción de la Biblia (1 Tim. 3:6). Muchas veces estrellas de cine u otras personas famosas quienes han venido al Señor, se les hace portavoces de la fe cristiana. Esto hace que estas personas sean lastimadas y también todo el Cuerpo de Cristo. 

Algunos de ustedes no pueden entender por qué el Señor no los ha usado, pero ten la seguridad de que el Señor está usando a todo aquel que es útil. En vez de estar mirando la necesidad y rogando a Dios que te use, échate un vistazo y pídele al Señor que te haga útil. 

Comment