"Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos." Mateo 6:7

MATEO 6:5-8

Algunas de las oraciones más efectivas son las oraciones cortas. Jesús dijo, "Silencio, cálmense," y las olas cesaron (Mc. 4:39 NTV). Él dijo, "¡Lázaro, ven fuera!" y Lázaro resucitó de entre los muertos (Jn. 11:43-44).

Hoy en día, hay un nuevo enfoque en la cantidad de oración en vez de una oración de calidad. Jesús nunca promovió las oraciones largas, y sólo hay algunos pocos ejemplos donde Jesús oraba por un largo tiempo. Esto no significa que la comunión con Dios no sea importante. Ciertamente lo es, pero la oración formal sólo es una parte de nuestra comunión con el Señor. 

Salmos 5:1-2 usa las palabras "oración" y "meditar" de manera intercambiable. Por lo tanto, tener comunión con Dios a través de mantener tu mente enfocada en las cosas del Señor, también es oración. También hay tiempos en la oración en los cuales necesitamos hacer silencio y reconocer que Dios es Dios (Sal. 46:10).

Muchas veces le pedimos al Señor que nos hable, pero Él Señor no puede ni siquiera decir una palabra, nosotros hacemos toda la charla.

Comment