"Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas." Mateo 6:24

MATEO 6:22-24

Jesús está hablando de la vision espiritual. Si mantenemos nuestra atención (ojos) sólo en Jesús, la Palabra, entonces de lo único que seremos llenos es de la luz de Su Palabra (Jn. 1:1-14; Sal. 119:105). La clave para la victoria es la unanimidad de propósito (Fil. 3:13). La fuerza del láser depende del hecho en que toda la luz está concentrada en un mismo punto. De la misma manera, la fuerza del cristiano depende de cuán enfocada está su vision en un mismo punto, el cual es Jesús, "el autor y consumador de nuestra fe." (Heb. 12:1-3)

Puede que tengas a Dios y las riquezas, pero sólo puedes servir a uno de ellos. En Mateo 6:24, el Señor amplia esto al decir que no podemos servir a dos amos. ¿Por qué es esto? Porque no tenemos la capacidad de servir a ambos fielmente. Te aferrarás a uno más que al otro. No puedes servir a ambos con todo tu corazón. Simplemente no tenemos la capacidad de dar lo mejor de nosotros en dos áreas al mismo tiempo. Dios quiere que tengamos una sola visión, un solo propósito. Quiere que le sirvamos a Él con todo nuestro corazón.

Puede que te estés preguntando, ¿cómo podría sobrevivir sin siempre pensar en dinero? ¿De dónde vendría el dinero? ¿Cómo podría recibir más? En el versículo 33, Jesús sigue hablando de que Él suplirá todas tus necesidades cuando primero buscas el Reino de Dios. Todas estas cosas (comida, ropa, etc.) te serán añadidas. Si solamente ponemos a Dios y Su Reino en primer lugar en nuestra vida, Él nos añadirá la riqueza que necesitamos. Es cuando codiciamos el dinero que "somos traspasados de muchos dolores." (1 Ti. 6:10). Pon a prueba a Dios este día. Ponlo en primer lugar en cada área de tu vida, y ya verás si Él no te provee de todas las demás cosas.

Comment