Chat with us, powered by LiveChat

ANDREW WOMMACK

Cada ministro exitoso tiene que pasar por una escuela. La cuestión es si se trata de una educación formal con profesores capacitados que están dispuestos a ayudar, o de una educación informal, a través de la experiencia personal o por así decirlo de “la escuela de la vida”. Yo opté por la segunda opción y debo decirte que si tú sobrevives a esa experiencia, será un gran testimonio. Sin embargo, ¡yo no te lo recomiendo!

El Señor me indicó que debería fundar Charis Bible College con el objetivo de capacitar a las personas para la obra del ministerio. Él quería que yo abordara la situación con un enfoque especial; tenía que ser una combinación de la enseñanza profunda de la Palabra de Dios y la experiencia práctica para ministrar.

Ése fue el modelo que Elías y Eliseo usaron en el Antiguo Testamento con la escuela de los profetas. Y Pablo también lo usó en el Nuevo Testamento cuando le dijo a Timoteo que capacitara ahombres fieles para que ellos también enseñaran a otros. Con esta combinación de la enseñanza profunda de la Palabra de Dios y la experiencia práctica para ministrar yo sabía que nuestros egresados podrían evitarse muchos de los problemas y las dificultades que yo experimenté; estarían mejor preparados para servir a Dios.

Independientemente de lo que Dios te está guiando a hacer, la preparación nunca es tiempo perdido. Las estadísticas muestran que el 80% de los ministros abandonan el ministerio, y que el 80% de los que se quedan están al borde del agotamiento. Creo que la falta de preparación, espiritual, académica y práctica es el origen de estas estadísticas.

Los profesores en Charis Bible College han acumulado décadas de experiencia en el ministerio, y su experiencia puede evitar que tú seas parte de estas estadísticas. Dos años de preparación es un costo bajo si a cambio obtienes una vida de ministerio exitosa.
Si el Señor te está motivando a asistir a CBC México, puedes solicitar, a través de esta página, más información, la cual te ayudará a tomar una decisión. Si decides inscribirte, te garantizo que esta decisión cambiará tu vida y la de aquellos que te rodean para siempre.